Cuestiones Ambientales

Agujeros que crean lluvia: el milagro que reverdece la Tierra – Mejor Informado


Por Hernán Di Menna

En la vasta extensión del continente africano, donde los desafíos del cambio climático y la desertificación amenazan la vida misma, ha surgido un rayo de esperanza en la forma en que se cultiva y trabaja la tierra. Se trata de una iniciativa de la ONG Justdiggit, que trae consigo un proyecto por demás simple pero altamente ambicioso: cavar pequeños agujeros en el suelo a lo ancho de toda África, desde el Océano Atlántico hasta el Mar Rojo. El objetivo es crear un círculo virtuoso de lluvias y humedad para derrotar la sequía.

 

JUST DIGGING 

Hoy en día, producto del arado y la agricultura intensiva, los suelos del mundo absorben 10 veces menos agua. Además, los efectos del cambio climático han bajado los niveles de lluvia en todo el Planeta. La iniciativa de cavar hoyos, aparentemente insignificantes, está desencadenando un cambio transformador en la ecología y el bienestar de África. El descubrimiento de crear agujeros que captan la lluvia y promueven la revegetación está abriendo un camino hacia un futuro más verde y sostenible para el continente más desigual y abandonado.

En medio de las interminables extensiones de tierra árida, los científicos y expertos locales han desarrollado una técnica ingeniosa que busca aprovechar al máximo uno de los recursos más preciados y escasos en la región: el agua. Estos agujeros, excavados estratégicamente en el suelo, actúan como trampas para la lluvia, atrapando las gotas que caen durante la temporada de lluvias que, de otro modo, podrían evaporarse rápidamente en el calor implacable de la zona.

La ONG Justdiggit propone revertir la desertificación en los próximos 10 años con está poderosa y simple técnica.  

 

Estos hoyos en forma de medialuna se posicionan en dirección contraria a la pendiente haciendo que cuando llueve el agua quede retenida allí, logrando que el suelo absorba lentamente en lugar de fluir rápidamente erosionando la tierra.

En un suelo hidratado, la vegetación se multiplica, generando un círculo virtuoso porque el 40% de las lluvias es producto del ciclo corto del agua. Esto es, la humedad del suelo genera vegetación, que a su vez genera vapor y por ende más vegetación, mas humedad y más lluvias. Es decir, que este es un ciclo que se retroalimenta porque la propia vegetación genera lluvia. Además, un suelo fértil ayuda a capturar mucho más dióxido de carbono del aire, disminuyendo las emisiones de este gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global.

El proceso es sorprendentemente simple pero poderosamente efectivo. Los agujeros se crean con tamaños y profundidades específicas para maximizar la captura y retención de agua. Y a medida que la vegetación crece, comienza a reverdecer y a transformarse en un ecosistema más saludable y equilibrado.

 

 

 

RESULTADOS A LA VISTA

Los efectos de esta técnica ya se observan: 200 mil hoyos cavados llevan recuperadas más de 400 mil hectáreas y haciendo nacer más de 14 millones de árboles. Y creen que para 2030 llegará a 100 millones de especies a lo largo de 11 países. Al recorrer estas áreas, se puede ver cómo la vida ha regresado a lugares que antes parecían condenados a la aridez perpetua. Los animales silvestres también se ven beneficiados, encontrando refugio y alimento en este nuevo oasis en medio del desierto.

Agujeros que crean lluvia el milagro que reverdece la Tierra
Avance de la vegetación en Esilalei (Tanzania) en época de lluvias. “En poco más de un año, transformamos un paisaje degradado en un oasis próspero”, aseguran desde Justdiggit.

 

Este fenómeno inspirador no solo ha demostrado su eficacia en la lucha contra la desertificación y el cambio climático en áfrica. También ha renovado la esperanza otras regiones que enfrentan desafíos climáticos abrumadores dado que esta técnica se puede implementar en cualquier parte del mundo.

Así, los agujeros que crean lluvia se han convertido en un símbolo de resiliencia y determinación, recordándonos que, incluso en las condiciones más difíciles, la creatividad humana y la cooperación pueden llevar a soluciones asombrosas.





Source link

Gabriel Molina Duran

Sumergido en el océano de las palabras y el arte de la creación, soy Gabriel Molina Durán, un Experto en Elaboración de Contenidos que da vida a ideas y las moldea en historias cautivadoras. Mi formación en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria nutrió mi pluma con el néctar del conocimiento. Como un alquimista de las letras, mis escritos se despliegan desde las problemáticas ambientales hasta los senderos de la educación y el aprendizaje, desde los engranajes del mundo empresarial hasta los anales de la historia y los secretos de la salud. Con una pasión que late en cada línea, me sumerjo en el mundo del fitness, donde la vitalidad se convierte en tinta. Cada palabra es un lienzo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Te invito a acompañarme en esta travesía donde las letras se entrelazan para formar historias cautivadoras, donde el aprendizaje es un faro y donde la salud y el bienestar son nuestro lema.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button