Medios Digitales

Las 4 tecnologías más sobrevaloradas en TI | Tendencias | CIO – CIO España


Mary K. Pratt
23 AGO 2023

La mayoría de los CIO y del personal informático siguen siendo, en el fondo, tecnólogos, y muchos proclaman su interés por los nuevos y relucientes juguetes tecnológicos. Puede que prediquen públicamente “No a la tecnología sólo por la tecnología”, pero siguen compartiendo con frecuencia su fascinación por los últimos artilugios tecnológicos. 

No son los únicos encantados con la tecnología. 

Ahora que la tecnología y las noticias tecnológicas son omnipresentes y están a la orden del día, muchas personas ajenas al mundo de la informática -desde miembros veteranos de consejos de administración hasta becarios universitarios- sienten el mismo entusiasmo por las tecnologías más avanzadas. 

Pero todo ese interés puede desbordar rápidamente la expectación y llegar a la exageración, es decir, al punto en que la tecnología se ve más como una panacea para lo que nos aqueja que como la herramienta útil que es. Es entonces cuando las esperanzas puestas en la tecnología van mucho más allá de lo que realmente puede ofrecer hoy en día. 

“Casi todas las nuevas tecnologías van acompañadas de bombo y platillo y/o miedo, pero al mismo tiempo casi siempre hay un núcleo de mérito y valor empresarial en esa nueva tecnología. El reto consiste en pasar de la fase inicial de visión y promesa a una adopción comercial y de consumo generalizada”, afirma George Corbin, director de la junta directiva de Edgewell Personal Care, exdirector digital de Marriott y Mars Inc, miembro del profesorado de la National Association of Corporate Directors y miembro activo de la comunidad del MIT Sloan CIO Symposium

Teniendo esto en cuenta, hemos pedido a líderes tecnológicos de distintos sectores y funciones que enumeren las tecnologías que, en su opinión, están sobrevaloradas y que den un giro más realista al potencial de cada una de ellas. Esto es lo que dicen sobre el tema. 

 

1. IA generativa 

No es de extrañar que la inteligencia artificial (IA) generativa encabece la lista de tecnologías sobrevaloradas. 

Nadie niega su potencial transformador, pero los líderes digitales afirman que la mayoría de la gente parece pensar que la IA generativa, que Gartner situó recientemente en la cima de las expectativas infladas en su ciclo de exageración de 2023, tiene más capacidades de las que tiene, al menos en este momento. 

Consideremos algunos resultados de encuestas recientes. Según un informe de julio de 2023 de la empresa de servicios profesionales KPMG, el 97% de los 200 directivos estadounidenses encuestados prevé que la IA generativa tendrá un gran impacto en sus organizaciones a corto plazo, el 93% cree que aportará valor a su negocio y el 80% cree que alterará su sector. 

Sin embargo, la mayoría de los ejecutivos también admiten que no están preparados para aprovechar plenamente ese potencial. Otro informe de julio, el IDC Executive Preview, patrocinado por Teradata y titulado ‘Posibilidades y realidades de la IA generativa’, reveló que el 86% de los 900 ejecutivos encuestados cree que se necesita más gobernanza para garantizar la calidad e integridad de los conocimientos de la IA generativa, y el 66% expresa su preocupación por el potencial de la IA generativa para el sesgo y la desinformación. Además, sólo el 30% afirma estar extremadamente preparado o incluso listo para aprovechar la IA generativa en la actualidad y sólo el 42% cree plenamente que dispondrá de los conocimientos necesarios para implantar la tecnología en los próximos 6 a 12 meses, entre otros problemas a los que se enfrentan actualmente sus estrategias de IA generativa. 

Al mismo tiempo, el bombo publicitario actual puede estar distrayendo a los líderes empresariales de comprender plenamente cómo evolucionará la IA generativa (también conocida como GAI) y cómo pueden utilizar ese poder en el futuro. 

“La anticipación y el miedo al impacto de la IA generativa en particular, y su relación con la inteligencia general artificial (AGI), hacen que se exagere”, afirma Daryl Cromer, vicepresidente y director técnico de la división de PC y dispositivos inteligentes de Lenovo. 

Este estado de exageración, añade, hace que sea “fácil ser excesivamente optimista sobre lo que ocurrirá este año y, al mismo tiempo, subestimar lo que ocurrirá dentro de tres o cinco años”. 

En su opinión, el “potencial de la IA generativa es grande, transformará muchas industrias”. Pero hay que tener en cuenta que la transformación digital es compleja y requiere tiempo; no es que una empresa pueda simplemente coger una ‘caja negra’ de IA Generativa, enchufarla a su negocio y conseguir una mayor eficiencia de inmediato. Es más probable que haya una curva en J en el retorno de la inversión a medida que la empresa incurre en gastos para adquirir la tecnología y gasta en servicios en la nube para apoyarla. Las empresas podrían incluso encontrarse con el rechazo de las partes interesadas afectadas, como ocurre ahora con el caso de los guionistas y actores de cine y televisión”

 

2. Computación cuántica 

Gigantes tecnológicos, empresas emergentes, instituciones de investigación e incluso gobiernos están trabajando o invirtiendo en computación cuántica. 

Hay buenas razones para tanto interés: la computación cuántica utiliza los principios de la mecánica cuántica para realizar cálculos y, por tanto, es exponencialmente más rápida y potente que las capacidades informáticas actuales. 

Sin embargo, nadie sabe cuándo entrará en funcionamiento este nuevo tipo de computación. La incertidumbre es aún mayor en cuanto al momento en que la computación cuántica estará disponible, y si lo estará para cualquiera que no pertenezca al pequeño círculo de actores que ya están en este campo

La gente puede pensar que va a sustituir a los ordenadores [de nuestra informática clásica], pero no es así“, al menos en un futuro previsible, afirma Brian Hopkins, vicepresidente de la cartera de tecnologías emergentes de la empresa de investigación Forrester. 

Hopkins añade: “Ves esos grandes anuncios de IBM o Google sobre computación cuántica y la gente piensa: ‘La cuántica está cerca’. Son grandes titulares, pero la verdad sobre el futuro de la computación cuántica tiene muchos más matices y [los líderes empresariales] tienen que entenderlo”. 

Pero eso no frena las expectativas. 

Una encuesta realizada en 2022 por la firma de servicios profesionales EY a 501 ejecutivos británicos reveló que el 97% espera que la informática cuántica altere sus sectores en un grado alto o moderado, y el 48% cree “que la informática cuántica alcanzará la madurez suficiente para desempeñar un papel significativo en las actividades de la mayoría de las empresas de sus respectivos sectores en 2025”. 

La encuesta de EY también revela lo poco preparadas que están las organizaciones para hacer frente a lo que creen que les espera: sólo el 33% afirma que sus organizaciones han empezado a planificar los preparativos para la comercialización de la tecnología y sólo el 24% ha creado o tiene previsto crear equipos piloto para explorar su potencial. 

“La gente es consciente de que la computación cuántica está al caer, pero creo que se subestima lo que costará [aprovechar su potencia]”, añade Seth Robinson, vicepresidente de investigación industrial de la asociación comercial CompTIA. “Creo que la gente piensa que va a ser una forma mucho más potente de ejecutar lo que ya tenemos, pero en realidad lo que tenemos va a tener que reescribirse para funcionar con la cuántica. No podrás simplemente cambiar el motor. Y no se va a convertir en un producto para el mercado de masas”. 

 

3. El metaverso (y la realidad extendida en general) 

Aunque el entusiasmo por la llegada del metaverso se ha calmado, hay quien afirma que este concepto sigue siendo exagerado. 

Son escépticos ante cualquier afirmación de que el metaverso nos hará vivir a todos en un nuevo reino digital, y ponen en duda que el metaverso vaya a tener pronto un gran impacto en la vida diaria y en los negocios cotidianos. 

Lo mismo ocurre con la realidad extendida (RX), esa fusión de realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta. 

“Los espacios virtuales proporcionan una experiencia completamente diferente, popularmente conocida como experiencia inmersiva para los clientes. Sin embargo, en mi opinión, es probable que el potencial real del mercado no sea tan grande como se está proyectando ahora“, afirma Richard August, socio director de CIO Advisory Services en Tata Consultancy Services. “El número de casos de uso y los valores de utilidad son limitados, lo que repercute en el potencial. Los dispositivos que soportan la ubicuidad de estas tecnologías, como los equipos de RV, no están disponibles a un precio escalable y asequible. Además, se han registrado varios casos de efectos negativos para la salud -como fatiga, impacto en la visión y la audición- por el uso de los dispositivos que soportan estas tecnologías, lo que limita su adopción a gran escala”. 

Hopkins, de Forrester, expresa una cautela similar sobre la adopción de la tecnología a corto plazo. 

“Los factores de forma actuales no son lo bastante atractivos como para que la gente adopte esta nueva tecnología, por lo que [la adopción] va a tardar más de lo que se piensa”, afirma. 

Hopkins afirma que los investigadores sí ven áreas en las que la tecnología ha despegado. La realidad extendida es útil en Recursos Humanos para formar a los empleados, y aporta valor en casos de uso industrial en los que una superposición digital puede guiar a los trabajadores a través de escenarios complejos. “Pero es una parte muy pequeña de la oportunidad global”, añade. 

 

4. Web3: Blockchain, NFT y criptomonedas 

Al igual que opinan sobre la web inmersiva, los líderes tecnológicos afirman que la Web3 y sus componentes (blockchain, NFT y criptomonedas) no han cumplido todas sus promesas. 

“Tienen que madurar más antes de que invirtamos en ellas”, afirma Rebecca Fox, CIO de NCC Group, una empresa de seguridad informática con sede en el Reino Unido. 

Otros han hecho observaciones similares. 

Corbin, por su parte, afirma que blockchain tiene “un enorme potencial empresarial en contratos inteligentes -transparencia de la cadena de suministro, sanidad, finanzas, divisas, obras de arte, medios de comunicación, prevención del fraude, protección de la propiedad intelectual, mitigación de falsificaciones profundas-, pero una lenta implantación“. 

Señala que no es tan impenetrable como se promocionó en un principio, y que es difícil de escalar. Por otra parte, su naturaleza descentralizada, unida a la falta de regulación, hace que los contratos de blockchain aún no estén reconocidos legalmente en la mayoría de los países, añade. 

Los expertos digitales también citan problemas con otras tecnologías Web3, señalando que la mayoría de las empresas no saben qué hacer con las criptomonedas, por ejemplo, ya que tienen dificultades para saber cómo contabilizarlas y cómo comunicarlas a la calle. 

Además, mucha gente sigue siendo escéptica respecto a las criptomonedas y las NFT, sobre todo después de los titulares del año pasado sobre los problemas de los exchange cripto y las devaluaciones de las NFT. 

Los asesores afirman que los CIO deberían, por tanto, ser conscientes de la exageración, pero no perder de vista el desarrollo de estas tecnologías. 

“Aunque se encuentra en sus primeras etapas, estamos viendo un gran impulso detrás del cambio de Web2 a Web3 -y ahora Web4-, que sin duda transformará la forma en que operan las empresas, y cómo poseemos y realizamos transacciones inmobiliarias. Es muy prometedor para el sentido filosófico de la propiedad, la titularidad y el autocontrol de la identidad dentro del mundo digital en general”, afirma Jeff Wong, director mundial de innovación de EY. 

Y añade: “En esta fase, Web3/4 es una idea que genera más preguntas que respuestas, pero creemos que merece la pena plantearse las preguntas“. 



Source link

Ana Silva Cordero

Navegando por las corrientes de la información con pluma en mano y pasión en el corazón, soy Ana Silva Cordero, una Experta en Composición de Artículos que convierte ideas en historias cautivadoras. Mi paso por la Universidad Complutense de Madrid afinó mi pluma con el pulso de la sabiduría. Como una tejedora de palabras, mis escritos viajan desde las noticias internacionales hasta los entresijos de la política global, desde los engranajes de la industria automotriz hasta los horizontes de los medios digitales y, con una pasión que late en mi ser, hasta los compases de la música. Cada palabra es una pincelada en la tela de la autenticidad, entrelazada con la fibra de la transparencia. Únete a mí en este viaje donde las letras se convierten en emociones, donde la política mundial se entrelaza con la velocidad de la industria automotriz y donde los acordes musicales nos guían en cada página.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button