Exploración

Rescate en los hielos: La Operación “Cruz del Sur” – Gaceta Marinera – Gaceta Marinera


En los inicios del invierno de 2002, el buque mercante alemán “Magdalena Oldendorff” quedó atrapado en los hielos antárticos cuando replegaba personal de bases rusas. El capitán Iván Dikiy –con 79 científicos rusos y 28 tripulantes a bordo– resguardó el buque en la Bahía de Muskegbukta para evitar los riesgos de derivar con el campo de hielo.

La empresa Oldendorff Carriers realizó gestiones ante la Armada Argentina con la finalidad de concretar una operación destinada a asistir al buque y, de ser posible, llevar a cabo su rescate. En esa región de la Antártida, para esa época del año, hay solo cuatro horas de luz, la temperatura puede llegar a -50ºC y son comunes las tormentas de nieve. Arribar a esa latitud en pleno invierno antártico entraña severas dificultades debido a la presencia del campo de hielo marino cuyo comportamiento es siempre impredecible.

El rompehielos ARA “Almirante Irízar” recién había terminado su campaña antártica y debió alistarse en poco tiempo para acudir al rescate. El 25 de junio zarpó de la Dársena Norte del puerto de Buenos Aires con rumbo a Puerto Galván, en Bahía Blanca. Tres días más tarde, una vez completadas las tareas de abastecimiento de combustible y de otros elementos necesarios para la misión –y de haber incorporado dos Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros– puso rumbo a la Antártida llevando embarcado al Comandante de la Fuerza Naval Antártica, Capitán de Navío Raúl Benmuyal.

Ese mismo viernes 28, dos helicópteros de la Fuerza Aérea Sudafricana partieron desde el buque de rescate “Agulhas”, que se encontraba a unos 330 kilómetros del “Magdalena Oldendorff”, para evacuar a 48 científicos. Quedaban a bordo 10 más y los 28 miembros de la tripulación. Asimismo, los helicópteros entregaron 1,5 toneladas de alimentos y otros elementos al buque bloqueado.



Source link

Ricardo Navarro

Navegando por la maraña de la información con la varita mágica de las palabras, soy Ricardo Navarro, un Alquimista de Contenido Web que transforma ideas en tesoros literarios. Mi paso por la IE University dotó mi pluma con la pócima del conocimiento. Como un mago de las letras, mis escritos van desde el telar de la economía mundial hasta las tierras inexploradas de la exploración, desde los circuitos de la tecnología y la innovación hasta las pasarelas de la moda y los senderos del turismo. Y cuando la tinta se apaga, me lanzo a la aventura de viajar, buscando nuevos ingredientes para mis creaciones. Cada palabra es una esencia destilada con autenticidad, tejida con el hilo de la transparencia. Únete a mí en este viaje literario donde las letras se funden como metales preciosos, creando un elixir de conocimiento y creatividad que nos guía hacia la exploración de los mundos literarios más inexplorados.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button