Educación y Aprendizaje

Agosto de 2010: Desaparecía en Huelva el instituto La Ría – Huelva Información


La Junta de Andalucía publicaba en el BOJA en agosto de hace 13 años la supresión del instituto onubense La Ría “por integración en el IES La Marisma”. De nada había servido la insurreción social que buscaba evitar su cierre. El documento oficial también hacía referencia al cierre del colegio de Primaria Mina Concepción, situado en la localidad de Concepción, en Almonaster La Real. 

El periódico Huelva Información publicaba en agosto de 2010 la noticia: “La Consejería de Educación se había propuesto acabar con la vida del Instituto de Educación Secundaria La Ría, ubicado en la barriada de La Orden de la capital onubense, y lo ha conseguido”, comenzaba la información.



Educación había establecido desde el año 2009 que el instituto La Ría no contaba con una demanda suficiente de alumnos. El presidente de la Junta de Personal Docente del momento, Jesús María García, aseguraba que un lustro antes cada unidad contaba con treinta estudiantes frente a los doce del curso 2008/2009, “un bajón motivado por la mala política de adscripción de la Administración, que lo ha dejado morir”, aseguraba. 

Ya el último curso que se impartió en el instituto La Ría, a sabiendas de la liquidación inminente, había contado con un 39% menos de matriculaciones, pasando el número de alumnos de 205 a 125, lo que complicaba aún más la situación.

Sindicatos, partidos políticos y ciudadanos aunaron fuerzas para crear en 2010 la Plataforma del IES La Ría, un colectivo que hizo todo lo posible para evitar el cierre. Este propuso la ampliación de ofertas de cursos de grado medio, que el instituto se transformara en un centro de formación continua y hasta elaboró un mapa en el que “se veía claramente que estaba rodeado por centros privados y concertados” como el Montessori, los Salesianos, el Sagrado Corazón y el Seminario.

Desde la plataforma denunciaban que la Junta de Andalucía no hubiera tenido en cuenta “la situación desfavorable de una barriada socialmente deprimida, con un elevado índice de absentismo escolar” y se preguntaban “cómo pretendían que los niños se escolarizasen en La Marisma si ya les costaba ir a un centro situado al lado de sus casas”. 

Que el Consejo Escolar del centro no respaldara el “no al cierre” de la plataforma fue un duro golpe para sus integrantes, que llevaron a cabo protestas, informes, una moción de IU en el Ayuntamiento, la recogida de firmas y las peticiones del Defensor del Onubense y de su homólogo en Andalucía. No obstante, ninguna de estas acciones evitó el cierre. 

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, pidió a la Junta que revisara su decisión, pues consideraba que era “inapropiada por motivos sociales”, asegurando que “la situación económica no debía ser un motivo para comprometer la calidad educativa”. 

La Administración andaluza tampoco cedió cuando los docentes de La Ría aseguraron estar dispuestos a sacar adelante un proyecto de innovación educativa que prometía asegurar el incremento en los resultados académicos del alumnado, la disminución del absentismo y el aumento en la cifra de estudiantes. Los 26 profesores del instituto fueron finalmente recolocados, fusionándose el personal fijo con el cuerpo docente del IES La Marisma. El resto, como el personal de administración y servicios, tuvo que esperar a encontrar una plaza vacante en otro centro de la provincia. 

En los aledanos de la Orden Alta se previó la construcción de 1.055 viviendas. Además, el edificio de La Ría pasaría a albergar La Escuela de Idiomas de Huelva, que abandonaba hace 13 años su sede en Las Colonias para ocupar el nuevo espacio.



Source link

Gabriel Molina Duran

Sumergido en el océano de las palabras y el arte de la creación, soy Gabriel Molina Durán, un Experto en Elaboración de Contenidos que da vida a ideas y las moldea en historias cautivadoras. Mi formación en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria nutrió mi pluma con el néctar del conocimiento. Como un alquimista de las letras, mis escritos se despliegan desde las problemáticas ambientales hasta los senderos de la educación y el aprendizaje, desde los engranajes del mundo empresarial hasta los anales de la historia y los secretos de la salud. Con una pasión que late en cada línea, me sumerjo en el mundo del fitness, donde la vitalidad se convierte en tinta. Cada palabra es un lienzo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Te invito a acompañarme en esta travesía donde las letras se entrelazan para formar historias cautivadoras, donde el aprendizaje es un faro y donde la salud y el bienestar son nuestro lema.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button