Cuestiones Ambientales

De ruta por el Marjal Pego-Oliva, el paisaje natural que une las comarcas de la Safor y de la Marina Alta – Valencia Plaza


VALÈNCIA. Entre los municipios de Oliva y Pego se extiende un terreno natural, sin construcciones y donde conviven distintas especies de flora y fauna. Se trata de un marjal, una zona de tierra plana que está cubierta por agua. Un entorno de la naturaleza opuesto al del paisaje urbano que se desarrolla a poca distancia de este. Su visita es libre y gratuita, pero además, se organizan distintas rutas y actividades para conocer las peculiaridades del Marjal Pego-Oliva a lo largo del año.

“Se puede realizar senderismo, paseos con bicicleta, practicar orientación o, incluso, llevar a cabo el birding, observación de aves”, explican desde la Tourist Info de Oliva. A pesar de que esta oficina de turismo proporciona información de la Marjal Pego-Oliva, esta zona realmente está gestionada por la Generalitat Valenciana. Por su idiosincrasia paisajística y medioambiental, está catalogada como un parque natural; protegida, por tanto, por ley con un objetivo primordial: garantizar su conservación.

Además de asegurar su preservación, la etiqueta de parque natural también incluye otros propósitos. Entre ellos se encuentra el de la divulgación de los diferentes valores ambientales y culturales que alberga la zona protegida. Para poder difundir este conocimiento se organizan distintas actividades como la que se llevará a cabo este sábado 19 de agosto: “Misterios de las Dunas”. A partir de las 8.30 h, se iniciará un paseo de aproximadamente dos horas (1,5 km) en el que se irán contando detalles sobre el marjal y su vinculación con la playa.

“Es un territorio con diversidad en especies, tanto animal como vegetal. Por ello, se puede disfrutar de un turismo natural y verde; pero también de los paseos saludables”, indican desde la Tourist Info de Oliva. La de este sábado es una de las diversas opciones que tienen los y las visitantes para descubrir el parque natural. Desde un simple paseo a pie hasta una ruta senderista. Tal y como añaden desde la oficina de Turismo, existen dos tipos de recorridos que son los más habituales: el de la ruta roja de la “muntanyeta verda” y el de la ruta azul con bicicleta. 

Mirador y arrozales 

En lo alto de la colina conocida como “muntanyeta verda” se ofrece una vista panorámica de varios paisajes. “Cuando subes puedes ver todo el campo de cultivo de arroz, los árboles y el Marjal, pero también una panorámica del mar Mediterráneo; incluso puedes ver Pego y Oliva”, describen en el Tourist Info Oliva. Este mirador forma parte de la ruta que recibe el mismo nombre que la colina. Tiene una distancia de unos 2,7 kilómetros y un recorrido circular. 

Durante el trayecto que rodea la “muntanyeta verda”, se atraviesan senderos que discurren junto a lagunas donde se puede observar algunas de las especies de flora acuática. Durante este paseo también se pueden contemplar los cultivos de arroz. En el Marjal Pego-Oliva se han desarrollado variedades autóctonas de arroz como la del bombón o el pegonil. Estos campos también son visibles en la ruta azul con bicicleta que cuenta con una distancia de 16 kilómetros sobre un camino de piedra y también es circular. 

Propiedades curativas

Otro de los trayectos que se puede realizar en el entorno es la que llega hasta el nacimiento del río Bullent. Al tratarse de un terreno inundado, por el Marjal transcurren ríos y canales, pero también se puede encontrar un manantial de aguas cristalinas: la Font Salada, punto de inicio del recorrido junto al río. “Es una piscina natural donde la gente puede ir a bañarse y pasar el día. Dicen que tiene propiedades curativas de la piel“, señalan desde la Tourist Info de Oliva. El agua se mantiene entre los 21 y 23 grados durante todo el año, por lo que es idónea para un baño tanto en verano como en invierno.

El Marjal Pego-Oliva proporciona distintos elementos que son beneficios para la piel, como en el caso de la Font Salada, pero también para la salud en general. En este espacio natural se pueden realizar diversas actividades como rutas senderistas, paseos en bicicleta o, simplemente, observación de la variedad de flora y fauna que convive en la zona. Se trata de un entorno que se dispone entre uno de los lindes de dos comarcas, la Safor y la Marina Alta, como un espacio que permite alejarse del ruido urbano y disfrutar del sonido de la naturaleza.  



Source link

Gabriel Molina Duran

Sumergido en el océano de las palabras y el arte de la creación, soy Gabriel Molina Durán, un Experto en Elaboración de Contenidos que da vida a ideas y las moldea en historias cautivadoras. Mi formación en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria nutrió mi pluma con el néctar del conocimiento. Como un alquimista de las letras, mis escritos se despliegan desde las problemáticas ambientales hasta los senderos de la educación y el aprendizaje, desde los engranajes del mundo empresarial hasta los anales de la historia y los secretos de la salud. Con una pasión que late en cada línea, me sumerjo en el mundo del fitness, donde la vitalidad se convierte en tinta. Cada palabra es un lienzo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Te invito a acompañarme en esta travesía donde las letras se entrelazan para formar historias cautivadoras, donde el aprendizaje es un faro y donde la salud y el bienestar son nuestro lema.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button