Medios Digitales

El consumo por internet está cambiando: los mayores incrementan … – Autónomos y Emprendedores


El comercio electrónico y los hábitos de consumo online parecen no ser los mismos que hace un año. Según el informe “Sociedad Digital en España 2023”, elaborado por Fundación Telefónica, el ecommerce se mantuvo en 2022 como “una de las principales actividades digitales de los españoles”, manteniendo el buen ritmo que despegó con la pandemia.  

Sin embargo, el perfil del comprador digital está cambiando: en 2022 creció el porcentaje de usuarios de entre 35 y 44 años y 55 y 64 años, pero descendió el de los usuarios entre 16 y 24 años y los de entre 25 y 24. Estos datos reflejan que ya no sólo los jóvenes acuden a la red para realizar sus compras, sino que los perfiles senior cada vez se sienten más atraídos por este método de compra.  

Asimismo, el estudio revela que, por primera vez, el porcentaje de mujeres que compran online supera al de los hombres: en 2022 esta actividad disminuyó seis décimas entre los hombres, situándose en el 55,4%, mientras que en el caso de las mujeres el porcentaje pasó del 54,8% al 55,4%.

“El aumento del número de personas que compraron online se produjo en franjas de edad con mayor poder adquisitivo en un año caracterizado por la incertidumbre económica y el alza de precios derivada de la crisis energética y la invasión de Ucrania por Rusia.  

El gasto medio desciende, al igual que la frecuencia de compra 

Tal y como revela el estudio, el gasto por usuario y la frecuencia de uso han experimentado un retroceso significativo en 2022. Aquellos que compraron a través de internet lo hicieron una media de 2,8 veces al mes en 2022, una cifra similar a la registrada antes de la pandemia. De hecho, en 2019 la media era de tres veces al mes.  

“Tras el máximo alcanzado en 2022, con 3,8 compras al mes, los usuarios moderan sus compras y las reservan para momentos especiales”, señala. De hecho, un 58% de los usuarios digitales esperaron a las rebajas o a campañas como el Black Friday para realizar sus compras online.  

En lo que respecta al gasto, en cada compra, cada usuario del comercio electrónico gastó en 2022 una media de 69 euros. Sin embargo, el año anterior el gasto medio por compra era de 89 euros, 20 euros más.  

Con esta reducción, refleja el informe, el gasto medio se aproxima al que se realizaba en 202 (68 euros) y en 2019 (64 euros). “La incertidumbre económica y la inflación elevada repercuten negativamente en el poder adquisitivo de los ciudadanos, que afecta a la reducción del importe de las compras”.  

La mayoría compra moda, pero también contenidos, alojamientos y trasportes 

De las personas que compraron online en los últimos tres meses, el 98,1% adquirieron algún producto en formato físico (+0,1 puntos respecto a 2021); el 72,2 % realizaron alguna descarga o suscripción de contenido online (+3,1 puntos); el 45 % contrataron algún servicio de alojamiento (+10,3 puntos); el 28,5% contrataron algún servicio de transporte (+11,6 puntos); y el 7,8% contrataron algún servicio para el hogar (+2,7 puntos).  

En cuanto a los productos físicos, el 68,7% de los compradores online en los últimos tres meses adquirieron ropa, zapatos o accesorios, con lo que se convierte en la categoría de productos más demandada. Le sigue la compra de comida a domicilio (40,7%) y los artículos deportivos (33%). Las diferencias respecto a 2021 no son significativas en ninguna de las categorías analizadas, por lo que podemos hablar de una estabilización del comercio electrónico de productos físicos en 2022 

En el ámbito de las descargas y suscripciones online, la categoría más destacada es la adquisición de entradas para eventos culturales. El 40,9% de quienes compraron por internet en los últimos tres meses adquirieron este tipo de producto digital, 15,3 puntos porcentuales más que en 2021. En esta categoría se aprecia con fuerza el retorno a la normalidad en 2022, cuando se retomaron la mayor parte de los festivales musicales cancelados en 2020 y 2021 a causa de la pandemia”, señala el informe.  

Los indicadores anteriores muestran la consolidación del comercio electrónico en 2022, que mantiene el porcentaje de compradores en niveles similares a los de 2021. Donde sí se aprecia un “destacado crecimiento” es en el volumen de negocio generado por el comercio electrónico. Si en 2021 el volumen de negocio creció un 11,7 % respecto a 2020 y llegó a los 57.747 millones de euros, en el primer trimestre de 2022 la tendencia se aceleró, con un crecimiento del 25,3% respecto al mismo periodo de 2021.  

Según el informe elaborado por Fundación Telefónica, en el primer trimestre de 2022 se llevaron a cabo cerca de 313 millones de transacciones de comercio electrónico, un 8,2% más que en el mismo trimestre de 2021. Dos tercios de estas transacciones se realizan fuera de España. 

El 85% de los usuarios afirma realizar compras a través de plataformas como Amazon o Aliexpress 

La comodidad y la gran oferta de productos siguen siendo los principales motivos por los que los usuarios escogen este método de compra. De hecho, el 97% de los que compraron online en 2022 afirma haber realizado compras “por conveniencia” y el 94% considera la variedad de ofertas como “un factor decisivo a la hora de decantarse por el canal online”.  

Asimismo, el estudio revela que las tiendas que sólo venden a través de internet, como Amazon o Aliexpress, siguen siendo las más utilizadas. El 85% de los usuarios afirman realizar sus comprar a través de estos servicios, un porcentaje que ha aumentado con respecto a 2021. Por el contrario, en 2022 se redujo “considerablemente” el porcentaje de compradores que compraron en tiendas que venden por los canales online y físico (-7%). También cayó con fuerza el porcentaje de aquellos que utilizan páginas web de ofertas o cupones descuento (-10%).  

En lo que respecta al proceso de compra, el pasado año se produjeron “modificaciones interesantes”. En concreto, la búsqueda de información de los productos se hizo mayoritariamente a través de los marketplaces. Sin embargo, el porcentaje se redujo con respecto al año anterior.  

Por su parte, el canal de información que aumentó en 2022 es la página web de las propias tiendas, utilizadas por el 46% de los compradores, un 6% más que en 2021. También las recomendaciones van en aumento: el 61% de los usuarios basan sus compras en las opiniones de influencers, amigos y familiares. No obstante, según el informe, sólo cerca del 30% de las microempresas disponen de página web.

El 27% recurren a vídeos online sobre los productos que desean adquirir y el 25% a blogs y foros de opinión para obtener información sobre los productos. El precio, la existencia de ofertas y promociones y los plazos de envío son las características de una tienda online que más personas consideran importantes (el 74%, el 73% y el 67%, respectivamente). El servicio posventa y la confianza también son atributos de las tiendas online que los compradores ven relevantes. 

Según las conclusiones del informe con respecto al comercio electrónico, los indicadores analizados muestran la consolidación del número de compradores online. No obstante, se observa una corrección en aspectos clave como el gasto y la frecuencia de uso, que puede deberse tanto a la recuperación de los canales de compra tradicionales tras la vuelta a la normalidad como a la incertidumbre que ha amenazado la economía española en 2022. 

“El canal online es una alternativa creciente a las compras en tiendas físicas, aunque ambos dependen de la coyuntura económica y no son inmunes a la crisis económica desarrollada tras la pandemia”, revela el informe.  





Source link

Ana Silva Cordero

Navegando por las corrientes de la información con pluma en mano y pasión en el corazón, soy Ana Silva Cordero, una Experta en Composición de Artículos que convierte ideas en historias cautivadoras. Mi paso por la Universidad Complutense de Madrid afinó mi pluma con el pulso de la sabiduría. Como una tejedora de palabras, mis escritos viajan desde las noticias internacionales hasta los entresijos de la política global, desde los engranajes de la industria automotriz hasta los horizontes de los medios digitales y, con una pasión que late en mi ser, hasta los compases de la música. Cada palabra es una pincelada en la tela de la autenticidad, entrelazada con la fibra de la transparencia. Únete a mí en este viaje donde las letras se convierten en emociones, donde la política mundial se entrelaza con la velocidad de la industria automotriz y donde los acordes musicales nos guían en cada página.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button