Cuestiones Ambientales

En peligro la mayor parte de los manglares del mundo – Trabajadores de Cuba


Cuando ha desaparecido ya una quinta parte de los manglares de nuestro planeta, están amenazadas hoy las tres cuartas partes de los que aún existen, afirman organismos especializados de la ONU

 

Algunos consideran a los manglares como «zonas sucias» o «muertas», terrenos baldíos que podrían eliminarse para construir playas de arena y otros proyectos urbanísticos. Sin embargo, estos bosques costeros albergan los únicos árboles que prosperan en aguas saladas y mejoran la calidad del agua filtrando nutrientes y sedimentos, son fuente de vida de numerosas especies de plantas y animales, y brindan muchos otros beneficios, incluso para la población humana.

 

Los manglares son muy efectivos para enfrentar el cambio climático, al extraer de la atmósfera hasta cinco veces más carbono que los bosques terrestres; además, los troncos de esas plantas limitan el impacto de los fenómenos meteorológicos extremos, en incremento precisamente por el alza de las temperaturas. Foto: Tomada de México Desconocido

 

Pero a pesar de su utilidad, estos ecosistemas están desapareciendo, siendo la causa principal el llamado desarrollo urbanístico costero, que consiste en talar los manglares para construir edificios y piscifactorías, estas últimas, instalaciones destinadas a reproducir especies marinas comercializables de alto valor.

Los expertos calculan que los manglares están desapareciendo de tres a cinco veces más rápido que las pérdidas generales de bosques en el mundo. A nivel global, una quinta parte de los manglares ha desaparecido, y se estima que más de tres cuartas partes de los existentes están amenazados, y con ellos, todos los organismos acuáticos y terrestres que de ellos dependen.

Valoremos la importancia de los ecosistemas de manglar, citando aquí algunos de los beneficios que aporta, considerados como relevantes.

– Tienen capacidad para combatir el cambio climático.

Para frenar el cambio climático, el mundo necesita reducir con urgencia las emisiones contaminantes y eliminar el carbono de la atmósfera; en esta última tarea los manglares son fundamentales, pues estos ecosistemas costeros extraen hasta cinco veces más carbono que los bosques terrestres.

El manglar incorpora el carbono a sus hojas, ramas, raíces y a los sedimentos que hay bajo ellos, con lo que aumentan el nivel del suelo y frenan la subida del nivel del mar. En condiciones ambientales adecuadas, estos ecosistemas pueden almacenar durante décadas, siglos o incluso milenios, el carbono que tomaron de la atmósfera.

– Protegen contra el clima extremo y los desastres naturales.

Los manglares no solo ayudan a prevenir el empeoramiento del cambio climático, sino que también desempeñan un papel importante a la hora de limitar su impacto, pues a medida que aumenta la temperatura global son cada vez más frecuentes los fenómenos meteorológicos extremos, como tormentas e inundaciones.

Ante dichos peligros, los troncos de los manglares absorben el impacto de las olas, lo que los convierte en excelentes defensas contra esos peligros. También se ha comprobado que los manglares son una defensa eficaz contra los tsunamis, pues reducen la altura de las olas entre un 5 % y un 35 %. Por tanto, restaurar y proteger los manglares es una forma crucial de aumentar la resiliencia de las comunidades costeras y las economías nacionales.

– Son el hábitat natural de especies amenazadas

De las más de las mil 500 especies que dependen de los manglares para sobrevivir, el 15 % están en peligro de extinción. Dicha cifra va en aumento si nos fijamos en los mamíferos, pues casi  la mitad de los que viven o se alimentan en los manglares podrían extinguirse en los próximos años; y las tendencias empeoran para la mayoría de ellos. Por tanto, proteger y restaurar los manglares significa recuperar hábitats críticos para especies animales vulnerables.

– Incrementan la seguridad alimentaria de la población humana

Al ser refugios de biodiversidad, los manglares impulsan la reproducción y subsistencia de una enorme variedad de plantas y animales, muchos de ellos importantes para la producción de alimentos, como es el caso del pescado.

Para mil 500 millones de personas, el pescado es la fuente más importante de proteínas y, en los países de renta baja y déficit alimentario, casi el 20 % de la ingesta media de proteínas animales procede del pescado. La desaparición de los manglares tendría dramáticos efectos para la pesca en los países en desarrollo, mientras que su restauración significaría para las aguas costeras gran aporte de peces e invertebrados jóvenes, comestibles y de gran valor comercial.

– Los manglares pueden recuperarse de forma natural

Devolver la vida a ecosistemas perdidos es una tarea de enormes proporciones; pero es posible hacerlo. Una de las formas más eficaces de proteger y restaurar los manglares degradados es mejorar el reconocimiento y la aplicación de los derechos y las acciones colectivas de los pueblos indígenas en todo el espectro de la gobernanza ambiental y el Estado de Derecho ambiental, tal como se contempla en el Marco Mundial de Kunming y Montreal sobre la Diversidad Biológica.

 

Los manglares impulsan la reproducción y subsistencia de una enorme variedad de plantas y animales, muchos de ellos importantes para proveer alimentos, como es el caso del pescado, principal fuente de proteínas para mil 500 millones de personas en todo el mundo. Foto: Tomada de México Desconocido

 

Se trata de un aspecto de particular importancia, dado que, según afirman los especialistas, “a escala mundial, los pueblos indígenas custodian el 80 % de la biodiversidad del planeta, con 5 mil culturas tradicionales únicas y tierras ancestrales que abarcan el 32 % de todas las tierras y aguas continentales de 90 países».

Positivas experiencias en la restauración de los manglares han sido desarrolladas en diversas partes del mundo, adaptadas a las condiciones locales. Comprender y abordar las causas de la pérdida de manglares es el primer paso hacia la restauración de este importante ecosistema de la Tierra, una acción que, por el bien de toda la humanidad, debiera constituir un objetivo prioritario a nivel mundial.

(Fuentes: sitios web del PNUMA, de la UNESCO y Noticias ONU).



Source link

Gabriel Molina Duran

Sumergido en el océano de las palabras y el arte de la creación, soy Gabriel Molina Durán, un Experto en Elaboración de Contenidos que da vida a ideas y las moldea en historias cautivadoras. Mi formación en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria nutrió mi pluma con el néctar del conocimiento. Como un alquimista de las letras, mis escritos se despliegan desde las problemáticas ambientales hasta los senderos de la educación y el aprendizaje, desde los engranajes del mundo empresarial hasta los anales de la historia y los secretos de la salud. Con una pasión que late en cada línea, me sumerjo en el mundo del fitness, donde la vitalidad se convierte en tinta. Cada palabra es un lienzo de autenticidad, tejido con el hilo de la transparencia. Te invito a acompañarme en esta travesía donde las letras se entrelazan para formar historias cautivadoras, donde el aprendizaje es un faro y donde la salud y el bienestar son nuestro lema.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button