Políticas Globales

¿Qué está pasando con las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y Guatemala? – La Prensa Nicaragua


La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha realizado recientemente una serie de movimientos en sus representaciones diplomáticas en el extranjero. Una de ellas fue a mediados de enero, cuando dejó sin efecto el nombramiento de Luis Briones González como embajador de Managua en Guatemala y lo nombró embajador en El Salvador; la medida llegó pocos días antes de que Bernardo Arévalo asumió la Presidencia guatemalteca.

El 5 de enero, Gustavo Porras, el orteguista presidente de la Asamblea Nacional, condecoró en nombre del régimen a Jaime José Regalado Olivas, embajador saliente de Guatemala en Managua con la Orden José de Marcoleta en el Grado de Gran Cruz por “el aporte y gestión para el fortalecimiento de las relaciones de amistad y cooperación cultural entre ambos países”, como es usual con los representantes diplomáticos que finalizan sus misiones en el país.

Un mes después, el 7 de febrero, apareció en el diario oficial de Nicaragua, La Gaceta, el Acuerdo Presidencial 22-2024, donde Ortega confirmó la condecoración y además destacó las acciones que realizó Regalado dentro de su gestión diplomática. Aunque varias fueron más allá.

Admirador de Ortega

Se le vio por ejemplo participando en diversos eventos que realiza la dictadura para aparentar normalidad en el país, como Nicaragua Diseña; Nicaragua Emprende; Exposición de santos patronos; aniversario de la Policía, el Ejército, la Fuerza Naval y Fuerza Aérea.

Lea detalles: La reelección presidencial en Centroamérica: de Arias a Bukele, pasando por Ortega y Hernández

El medio guatemalteco La Hora Guatemala reportó que Regalado fue removido de su cargo en Managua a finales del 2023 por el excanciller Mario Búcaro —ambos funcionarios estuvieron bajo la Administración de Alejandro Giammattei— y que dicha decisión surtió efecto a partir del 31 de enero 2024.

Regalado desde su cuenta de la red social X se despidió de Nicaragua con varias publicaciones, una de ellas sonriendo al lado de Ortega. “Nicaragua de paz”, dijo, el lema que usa la dictadura para justificar los crímenes que comete contra los nicaragüenses. Acompañó el escrito de dos corazones, uno rojo y otro negro.

Durante la entrega de la condecoración, Regalado expresó su agradecimiento a la dictadura orteguista. “Gracias al presidente de la República de Nicaragua mi admirado comandante Daniel Ortega y a la honorable vicepresidenta compañera Rosario Murillo, por el apoyo incondicional a lo largo de mi gestión”, apuntó.

“Después de muchos años he podido ser testigo de cómo un pueblo se mantiene unido, prosperando a pesar de las adversidades, obstáculos provocados por los que no quieren la paz, la paz que el comandante y la compañera han logrado mantener viva y han demostrado que cuando se ama la patria todo es posible. Nunca dejamos de ver obras de crecimiento en todos departamentos”, mencionó Regalado durante la celebración donde participaron funcionarios orteguistas.

Sin embajadores y cierre del consulado nica en Guatemala

Ante la finalización de la misión diplomática de Regalado en Nicaragua y la cancelación del nombramiento de Briones González como embajador en Guatemala, ambos países se quedaron sin embajadores.

En medio de este panorama surge la interrogante de qué está pasando con las relaciones diplomáticas entre ambos países, ya que al no tener un embajador las relaciones están “al más bajo nivel”, comentaron analistas.

José Dávila Membreño, exembajador de Nicaragua en Alemania y Suiza durante el gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro, explicó que cuando un país no nombra embajador en otro es “porque algo no está bien en las relaciones diplomáticas entre esos dos países, y prefiere nombrar a un encargado de negocio, un rango menor, o que uno suceda al otro, como una muestra de no estar interesado en tener un embajador, que es el representante plenipotenciario de un estado en otro”.

Lea detalles: ¿Qué busca Ortega al cerrar consulados en EE. UU.? Analistas brindan sus puntos de vista

El diario guatemalteco Prensa Libre reportó que el nuevo Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala dijo que la visión de su país frente a Nicaragua es bastante clara “nos regimos por el respeto a los principios de la democracia, del derecho y hay cosas que simplemente no se comparten”.

A la falta de embajadores se suma que la dictadura orteguista también castigó al consulado nicaragüense en Guatemala, cerrándolo como lo hizo con los consulados en Los Ángeles, Houston y Nueva Orleans, en Estados Unidos; Tapachula, México; Londres y Berlín, en Europa.

El consulado funcionaba en Ciudad de Guatemala y según información del sitio web está “cerrado permanentemente”. Un nicaragüense radicado en ese país, bajo la condición de anonimato, dijo a LA PRENSA que incluso la Embajada “no está funcionando. No se sabe si es temporal, si están cambiando de edificio o qué. Hace unas semanas solo dejaron un número en el edificio que ocupaban para que la gente se comunique con la Cancillería de Guatemala”.

Aviso colocado en las oficinas de la Embajada de Nicaragua en Guatemala.

La postura de Arévalo frente a Nicaragua

Como candidato a la Presidencia y posterior como presidente electo, Arévalo mostró una postura crítica frente a la dictadura de Ortega, diferente a la de los anteriores mandatarios guatemaltecos, que se han caracterizado por su “neutralidad”, es decir silencio, ante la crisis que atraviesa Nicaragua desde 2018.

Arévalo ha expresado que la persecución de opositores, sacerdotes y periodistas “es intolerante”.

“La represión y persecución que sufren sacerdotes, periodistas y dirigentes sociales en Nicaragua, a manos de una cuasi monarquía disfrazada de proyecto ‘progresista’, es totalmente intolerable. Apoyar a ese gobierno es apoyar la represión contra el pueblo y una dictadura”, manifestó el 15 de agosto de 2022.

El 25 de junio de 2023 aún siendo candidato a la Presidencia de Guatemala Arévalo expresó en entrevista a La Voz de América que la situación que se vive en Nicaragua “es un desastre” y agregó que frente a esta situación de su vecino, su política serí promover “siempre la democracia internacionalmente y nacionalmente”.

Y en octubre del año pasado, calificó como una “dictadura pura y dura” al régimen que preside el Ortega en Nicaragua, y rechazó la “represión sistemática” que ejerce ese régimen contra sus opositores y críticos.

“Es decir, estamos viendo la construcción de un dictadura pura y dura” en Nicaragua, sentenció Arévalo de León, quien aseguró que en su futuro Gobierno, “donde quiera que esté, (vamos) a ser claros que nosotros no aprobamos las políticas represivas que están ejerciendo” en Nicaragua.

LA PRENSA consultó a la Cancillería de Guatemala sobre este asunto, pero no se obtuvo respuesta. Para los analistas, queda por ver cuál será la postura –ya como presidente en funciones– que tomará Arévalo frente a Ortega. Por lo pronto ambos países permanecen con relaciones diplomáticas “al más bajo nivel”.





Source link

Ana Silva Cordero

Navegando por las corrientes de la información con pluma en mano y pasión en el corazón, soy Ana Silva Cordero, una Experta en Composición de Artículos que convierte ideas en historias cautivadoras. Mi paso por la Universidad Complutense de Madrid afinó mi pluma con el pulso de la sabiduría. Como una tejedora de palabras, mis escritos viajan desde las noticias internacionales hasta los entresijos de la política global, desde los engranajes de la industria automotriz hasta los horizontes de los medios digitales y, con una pasión que late en mi ser, hasta los compases de la música. Cada palabra es una pincelada en la tela de la autenticidad, entrelazada con la fibra de la transparencia. Únete a mí en este viaje donde las letras se convierten en emociones, donde la política mundial se entrelaza con la velocidad de la industria automotriz y donde los acordes musicales nos guían en cada página.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button